Ventajas del Toro Mecánico para celebrar un cumpleaños

Manualidades para decorar botellas para tus eventos.
¡Chin chin! Manualidades para decorar botellas para un Evento especial
11 junio, 2015
Las bromas más pesadas para una despedida de soltero
“La quiero” Gran tema para despedidas de soltero
25 junio, 2015

Ventajas del Toro Mecánico para celebrar un cumpleaños

Las ventajas del toro mecánico en un cumpleaños son muchas.

toro-mecanico-tiopeter

Hay quien piensa que el toro mecánico es una atracción tranquila, como de una fiesta de fin de curso para niños, y que no tiene cabida en una celebración adulta pero… ¿Sabéis qué? ¡Se equivocan!

6 Ventajas del Toro Mecánico para fiestas

Y aquí van unas cuantas razones de por qué, si vais a celebrar un cumpleaños, el toro mecánico se convertirá en vuestro mayor aliado.

1º Diversión a raudales

Nada hay más divertido que una caída. En el fondo todos somos malos y nos gusta ver gente cayendo aunque sin hacerse daño. El toro proporciona y asegura caídas e incluso volteretas espectaculares y seguras.

2º Emoción y acción

La rapidez y movimientos del toro estarán siempre controlados por un profesional, que va a adaptarlos al valiente que se atreva a montarlo. Tiene velocidades y giros muy bestias y hasta el jinete más preparado se va a ver en problemas para aguantar más tiempo del que el operario (o los amigos que sobornen al operario) estimen oportuno. El jinete se asegurará un subidón de adrenalina espectacular y los asistentes disfrutarán como nadie de la emoción y la competición que provocará el toro.

3º Seguridad

Como hemos dicho, el toro mecánico lo maneja un profesional curtido en miles de “cabalgatas” sobre el toro, que sabe reconocer cualquier movimiento como una leve escoración del cuerpo para adivinar una pronta caída y permitir que el jinete se recupere o caiga sin ningún tipo de peligro. Diversión pero siempre con el sello de seguridad de Tiopeter.

4º Favorece las conversaciones

“Hostia, cómo aguanta el chaval ese”, “Sí, es mi hermano, es muy bueno”…. “¿Has visto cómo has caído? ¡Vuelta de campana!” “Sí, jajaja, pero estaba ya un buen rato arriba, ¿Eh?”… cualquier excusa es buena para iniciar una conversación con alguien que no conoces en una fiesta, y el toro favorece todo ello. Incluso, si la fiesta es de algún modo “conjunta” (dos cumpleaños que se celebran el mismo día, una despedida de solteros mixta…) se puede hacer una competición en equipos para ver quién manda sobre el toro. Y de paso, conoces al enemigo.

5º Nuestro toro es un Cupido en Prácticas

Admitámoslo. Todos en el grupo sabemos que a Ana le gusta Miguel y que a Miguel le gusta Ana… Pues qué mejor modo de que se den cuenta que ver la cara de angustia de Ana cuando Miguel intenta mantenerse a duras penas sobre el toro (si alguien además del propio jinete no se ríe cuando el toro empieza su remolino, es que para esa persona, es muy importante el jinete…) y que, de paso, Ana se de cuenta de cómo la mira desde ahí arriba, que si se ha subido es solo para hacerse notar ante ella. O al revés. Que sea Ana la que se suba que, seguro, va a ser capaz de aguantar más sobre el toro.

6º Es un ejercicio estupendo

Quien crea que el toro mecánico solamente precisa de fuerza, se equivoca de pe a pa. Tiene más que ver la flexibilidad y agilidad para compensar el movimiento del toro con tu propio cuerpo que la fuerza a la que te aferres al morlaco. Se te despiertan músculos que no pensabas que tenías y después de una buena cabalgata te comerías el mundo.

Así que ya sabéis… Para el próximo cumpleaños… ¿Cuántos toros mecánicos vais a querer? (bueno, empezamos con uno y luego si eso, vamos viendo, ¿no?)

Comments are closed.