Las 10 mejores fiestas populares veraniegas de España

haz una despedida sin molestar
Consejos para una despedida de soltero sin molestar a nadie
20 agosto, 2015
Alquiler Toro Mecánico y Castillo Hinchable Hotel Benidorm
Toro Mecánico en Benidorm
16 febrero, 2016

Las 10 mejores fiestas populares veraniegas de España

fuegos artificiales, un clásico en las fiestas populares

¿Quién no se ha pegado una buena fiesta de pueblo en su vida? Si te has perdido la juerga que tiene lugar en los pueblos durante los meses de calorcito, no dudes en echarle un vistazo a esta lista. En España, las fiestas mayores son cosa seria. Sus gentes se suelen sentir especialmente orgullosos de su lugar de origen cuando se acerca la fecha de celebrar el patrón de su pueblo. Este ranking podría ser infinito. Así que aunque seguro que cualquier pueblo español podría ser merecedor de una posición en la lista, este es un intento de representar las fiestas con algún encanto en particular. Cualquier celebración de fiesta de cumpleaños o despedida de soltero será un evento inolvidable si se puede celebrar en alguna de estas fiestas populares.

 

Caldes de Montbui (Barcelona)

En Catalunya, un correfoc en una fiesta mayor es tan común como un grano de arena en el desierto. Lo que ya no es tan típico es lo que sucede en Caldes la primera quincena de julio. Las brujas saltan enloquecidas riendo a carcajadas y conjurando maleficios a pleno pulmón lanzando espirales de fuego por doquier. Pero una fuerza natural en forma de tormenta de agua irrumpe con la intención de acabar con el vicio y la perversión. Este juego que se traen en la plaza mayor de Caldes entre agua y fuego se llama Escaldàrium.

Montbui

Foto: Andrés Merizalde / Flickr (Creative Commons)

 

San Juan de Plan (Huesca)

Este pueblo se hizo famoso por la Caravana de mujeres que tuvo lugar hace unos 30 años. Los hombres de esta pedanía se habían quedado solos y buscaban desesperadamente a mujeres para repoblar de nuevo su encantador paraje. Lo consiguieron. Aunque sigue siendo pequeño y acogedor, este pueblo sabe sin duda dar una buena fiesta típica de pueblo. Si vais en busca de juerga, este pueblo sabe lo que hace. Las copas son baratas y la música suena hasta altas horas de la madrugada. Durante el día, las danzas del Valle de Chistau suenan los días de fiesta. Las más conocidas son “la polca bibí”, “El Vals de las Flores” o “La Canastera”.

San juan de plan

Foto: Hans Porochelt / Flickr (Creative Commons)

 

Buñol (Valencia)

No hay nada más reconfortante en la vida como tirar un centenar de tomates al vecino que deja la basura durante días en la puerta o al novio/a que te dejó por otra/o… Llévatelos todos este verano a celebrar la fiesta mayor de Buñol donde tiene lugar la tomatina. La cita es el último miércoles de agosto, entre las 10 y la 13 en la Plaza del Pueblo. Es la fiesta en la que cerca de treinta mil personas se lían a tomatazos unos contra otros. De hecho, se ha hecho tan famosa que gente de alrededor del mundo viaja a este pequeño pueblo valenciano y paga para lanzarse tomates a la cara.

BUNOL

Foto: Jasper Juinen / Thinkstock

 

Haro (La Rioja)

En este lugar no solo cosechan y distribuyen uno de los mejores vinos con denominación de origen más preciados del mundo sino que además también lo usan como arma arrojadiza. Lo que un día fue un bautizo de jugo de uva al final de una romería a los Riscos de Bilibio se convirtió poco a poco en una auténtica batalla del vino. Recomendaciones: vestir de blanco, con el pañuelo típico de fiestas. Conseguir manchar de vino al vecino lo más rápido y mejor que puedas y usar armas homologadas como botas, botellas (que no sean de vidrio), calderos y pistolas de agua.

fiesta del vino

Foto: Rafael López Monné / Ayuntamiento de Haro

 

La Estrada (Pontevedra)

En Galicia son muy típicas las Rapa de Bestas de Sabucedo. Se trata de una tradición ancestral que consiste en rapar las crines (la cabellera) de los caballos salvajes. El primer fin de semana de julio se baja las manadas de caballos del monte hacia el curro (recinto cerrado). Allí se les corta la caballera y se les marca. Lo que hace diferente este “curro” de los que se llevan a cabo en otros municipios gallegos es que aquí los aloitadores solo usan su destreza y su cuerpo para reducir al animal y rapar a las bestias.

SABUCEDO

Foto: Denis Doyle / Thinkstock

 

Tolox (Málaga)

Como cualquier pueblo andaluz que se precie, Tolox se pliega al culto de un santo durante sus fiestas. En este caso, los festejos giran alrededor de San Roque, el patrón del pueblo. El segundo fin de semana de agosto, los tolitos salen en romería con la imagen de San Roque a cuestas desde el templo hasta la ermita tocando las palmas y cantándole al Santo. Pero lo que hace realmente especial esta fiesta es la Cohetá. Cuando el santo del pueblo sale del templo los tolitos lanzan al aire cohetes. Es su forma de sellar sus promesas y buenas intenciones del año.

tolox

Foto: Wikipedia

 

Torrelavega (Cantabria)

Los torrelaveguenses son fiesteros por naturaleza. Lo llevan en la sangre. Y es por eso que la fiesta mayor de este pueblo cántabro es grande. La fiesta mayor se celebra a mediados de agosto en honor a la virgen. Durante los festejos, y como ya viene siendo una constante en este ranquin, tiene lugar otra batalla entre vecinos. Pero esta vez nada de agua ni vino. Lugareños y visitantes se lían a tirarse confeti y serpentinas una vez terminado el desfile de Carrozas de la Gala Floral. El pueblo aprovecha las fiestas para transformarse en una aldea medieval con bufones correteando por las calles, pasacalles y retablos de comedias. Toda un viaje en el tiempo.

torrelavega

Foto: dimanrg / Flickr (Creative Commons)

 

Mungía (Vizcaya)

Desde el día del xupinazo hasta el Sukalki Eguna, este pueblo vizcaíno no para. Aizkolaris, concursos de pájaros cantores, partidos de pelota vasca, conciertos… Múltiples actividades para celebrar el patrón del pueblo San Pedro la última semana de junio. Pero quizá el día más esperado para todos y en especial para los más carnívoros sea el último que es cuando se celebra en el parque Uriguen el concurso de Sukalki. Se trata de preparar el mejor plato típico de la región: carne guisada con patatas. Este concurso es de los más importantes en Vizcaya. La tamborrada y la marcha con la fanfarria darán por terminado el festín y con él las fiestas hasta el año siguiente.

Mungia

Foto: Wikipedia

 

Peñafiel (Valladolid)

Por esta localidad vallisoletana el agua corre que da gusto durante los días de fiesta mayor. Si bien los encierros, las capeas, la verbena, el pregón, gigantes y cabezudos… vertebran los festejos, el “Chúndara” es el evento en mayúsculas que no querrás perderte. Al compás de un pasodoble, la gente se pasea por las calles del centro mientras los vecinos de los pisos superiores lanzan cubos de agua. Durante dos horas, el barrio de la judería se convierte en una auténtica algarabía de agua, risas, gritos y bailes.

Castillo_de_Peñafiel_(Valladolid)

Foto: Wikipedia

 

San Fermín (Pamplona)

Esta lista no estaría completa sin mencionar la madre de todos los clásicos: los Sanfermines. A pesar de que Pamplona es una gran ciudad, no nos los podíamos olvidar. Para aquellos que no conozcáis de que va esta fiesta (que seguro seréis poquitos), esta fiesta mayor es mundialmente conocida por sus encierros de toros. Las reses salen en tropel para correr tras los mozos los 825 metros que separan la puerta de los corrales de la plaza de toros en un tiempo medio de entre tres y cuatro minutos. Hay encierro cada mañana a las 8 desde el 7 hasta el 14 de julio. Tan impresionantemente concurrida es esta fiesta que la demanda de habitaciones supera con creces la oferta hotelera del pueblo. Teniendo esto en cuenta, las autoridades miraran hacia otro lado si te ven dormir en la calle. Es una auténtica orgía de alcohol y tradición.

san fermin

Foto: Chckristi / Flicker

 

Átate un pañuelo al cuello y pasa para el pueblo… que ¡la fiesta te espera! Seguro que nos hemos dejado alguna fiesta mayor increíble, así que esperamos tus comentarios y consejos para otras fiestas populares.

Comments are closed.