«La quiero» Gran tema para despedidas de soltero

las mejores ideas para una celebración de cumpleaños de Frozen
❄Cómo hacer una fiesta de cumpleaños de Frozen ❄
7 junio, 2018
Una fiesta de verano no pueden triunfar sin música
Las canciones que no pueden faltar en una fiesta de verano
9 julio, 2018

«La quiero» Gran tema para despedidas de soltero

Las bromas más pesadas para una despedida de soltero

Hoy, desde TioPeter, a modo de regalo para las despedidas de soltero que se avecinan de todos aquellos que estéis pensando en casaros, os traemos una canción de un cantautor (o cantahumor como a él le gusta definirse) que, personalmente, nos encanta.

Se titula “La quiero” y es una “preciosa” canción de amor y convivencia. Os la ponemos con el monólogo previo para que vayáis aprendiendo lo que es la labor de la convivencia en pareja.

También lo transcribiremos todo (monólogo y canción), para que podáis leerla y asimilar toda su “fuerza poética”.

Aquí va Riki López con su “La quiero”

«El amor… ¡Es tan bonito! Se te pone una cara así como de altramuz… de chocho, vamos, de chocho… Es más bonita esa fase…

Sí, porque el mundo está como recién pintado, disfrutas de la magia sin buscarle el truco al mago… es más bonita esa fase… Eres feliz. Porque si algo tiene el amor es que te hace más feliz; por lo tanto, mejor persona.

-Oye, que se te ha lleva’o el coche la grúa.

– Da igual. Estoy enamoraaaaao… tendrán que trabajar también esos hombres, ¿no?

Y a tu pareja le pones nombre de perro: Chiqui, Chorri, Chonchi, Pichurri, Tonto… ¿A que sí? A mí me gusta mucho esa fase. Yo la llamo la fase… A. Como es la primera fase… Pues fase A. Esta canción que os voy a interpretar a continuación, amigas y amigos de aquí de Madrid, está compuesta más bien ya tirando a la fase… Doble V. Es de amor, sí, pero ya como de los arrabales, ¿sabes? Yo me acuerdo que esta canción la compuse viendo como dormía, como descansaba, la que ese momento era… mi futura ex. Se había dormido antes que yo, lo cual para mí era una novedad. Yo mientras estaba dormida la observaba, estaba más bonita… callada… Sí, porque callar nunca fue su mayor virtud, no. Una vez fue con las amigas a la playa y se le bronceó la lengua… Pero esa noche no. Esa noche se había dormido y estaba ahí, frágil, como cuentan que se ve el planeta Tierra desde el espacio, los astronautas… nos dicen siempre cuando vuelven. “La Tierra se ve frágil”. Pues así veía yo a mi futura ex. La veía frágil.

Mientras la observaba, pensaba cosas… porque yo pienso cosas. Cuando hay silencio en la madrugada, cuando duermen los constructores: me inspiro. Me pregunto cosas yo a mí mismo, que es una incongruencia, porque si no lo sé ¿para qué me lo pregunto yo a mí? Y aquella noche en concreto mientras la observaba me preguntaba:

¿Cómo es posible que a un ser humano que se pone cera ardiendo sobre la pie, espera a que se seque, y, cuando se ha secado, ¡ESTIRA!, le dé miedo una araña? ¿Cómo es posible esto?

Pues ahí que andaba yo con mis pensamientos, con mis masturbaciones craneales, con mi patinaje artístico neuronal… cuando de pronto fui interrumpido por el sonido de la convivencia:

– JJJJJJJJRRRRRRRRRRONNC… JJJJJJJJRRRRRRRRRRONNC…

– C’ic, c’ic, c’i, c’ic…
Estoy al filo del colchón… y sin manta,
compartiendo mi cama con esta mujer
que ronca y por las noches se levanta
como poseída por Lucifer.

Va a empezar una dieta cada lunes que viene
y cada jueves… liquida un jamón.
Es promiscua, celosa, melosa si algo quiere,
no se está quieta, me interrumpe… la inspiración.

Pero la quiero… ¡Es el aaamooooor!
La quiero. Es el amo-o-o-or.

Al final, se pone siempre lo mismo pero antes
se prueba mil prendas y me obliga a opinar.
Llega tarde, roba cosas en los restaurantes
y me riñe delante… de los demás.

Si me apetece… ya sabes… improvisa una excusa
y si ella quiere, aunque no pueda yo,
¡Ah! Ni pregunta, me viola, me usa y abusa
de que no sé decirle que no.

Y es que la quiero… ¡Es el aaamooooor!
Sí, la quiero. Es el amo-o-o-or.

No retiene el hierro de las legumbres
ni dentro del ascensor
y encima tiene la cínica costumbre
de encubrirse denunciando el olor.
(“¡Qué peste hace por aquí! ¿no?”)

Cuando ella habla hay que dejarla que termine,
llevo meses esperando mi oportunidad.
Y es que piensa en voz alta, incluso en el cine,
tiene que ser el centro de atención
donde quiera que va.

Pero es que yo la quiero… ¡Es el aaamooooor!
Sí, la quiero… tendrá que ser el amor,
(amos, digo yo. ¿no?)

La quiero cuando me estoy duchando
y abriendo el grifo del lavabo me hace vudú
La quiero cuando le pido el mando
de la tele y se convierte en “La Increíble Hulk”

La quiero con su ropa interior por el suelo,
la quiero con su dedo en la nariz,
la quiero aunque deje el baño llenito de pelos,
y porque no cada día es San Valentín.

La quiero… ¡Es el aaamooooor! Sí…
La quiero. Es el amor, esa cosa tan bonita.
El amor.. el amoooor… el amor…
el amor como cantaba Lolita

¡AMOOOOOOOOOOOR!, !AMOOOOOOOOOOOR!,
!AMOOOOOOOOOOOR!, !AMOOOOOOOOOOOR!
(¡hostias!… con el amor)»

Ya sabéis, si estáis preparando despedidas de soltero en Alicante, Albacete, Murcia o Valencia, Tiopeter os ofrece todos los servicios necesarios para estos eventos. Y sí, si nos la pedís, os pondremos “La quiero” de Riki López en la Discomóvil

Comments are closed.

Utilizamos Cookies para mejorar tu Navegación. Continúa navegando si aceptas nuestra política de cookies, +INFO.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies